Pruebas y novedades

Peugeot presentará en Ginebra el nuevo 208

A parte de su nombre, el nuevo 208 que Peugeot presentará en el Salón de Ginebra, nada tiene que ver con el modelo actual.

De entrada está construido sobre una nueva plataforma modulable, la CMP, estrenada por el  SUV DS 3 Crossback, que le permite ahorrarse 30 kilos de peso y eso que , salvo la altura, ha crecido en longitud, (superando los cuatro metros) y anchura.

Más alto, ancho y bajo que su antecesor, trasmite una imagen con más musculada

Estéticamente ofrece una imagen más musculada que su predecesor y un estilo a los 508, 3008 y 5008 con sus faros acerados, los pilotos traseros unidos por una banda negra o el alumbrado diurno con forma de garras de león.

Un detalle retro, al estilo de los 205 GTI, el nombre de la versión en el montante posterior

Y otros detalles que, en cambio,  nos recuerdan al pasado como el espacio en el montante trasero donde va el nombre de la versión y los  aletines al estilo del Peugeot 205 GTI de 1984 , en los acabados GT y GT Line. En cambio, como han hecho otros rivales del segmento, ya no hay posibilidades de elegir otra carrocería que no sea la de cinco puertas.

El i-cockpit se mantiene pero el conjunto resulta más futurista que su antecesor

El habitáculo también ofrece muchos cambios. Por supuesto nos encontramos con todos los principios  del  «i-cockpit», una disposición que ha tenido éxito en el modelo actual. Pero el pequeño volante ofrece un aspecto  más futurista que el actual, con su doble zona plana, la elevada instrumentación pasa a ser cien por cien digital en los acabados más altos, mientras que la pantalla táctil, que mide  5, 7 o 10 pulgadas según las versiones, recibe el refuerzo de una serie de toques que permiten acortar los pasos y así evitar distracciones.

La ergonomía de este nuevo 208 deberá complacer a la mayoría de los conductores a pesar de una panoplia de equipamientos cada vez más compleja. Freno de aparcamiento eléctrico, recarga de Smartphone por inducción, regulador de velocidad activo (con función Stop & Go si optamos por la caja de cambios automática EAT8), ayuda al mantenimiento en el carril, control del ángulo muerto capaz de actuar sobre la dirección o sistema de aparcamiento cien por cien automático están disponibles.

Lanzado en otoño, si bien las reservas online serán posibles desde el próximo Salón de Ginebra, este Peugeot tendrá disponible inicialmente una oferta de motores que incluye  el  1.2 PureTech, en versión atmosférica  con 75 CV, o en turbo con 100 o 130 CV. Mientras que en diésel únicamente estará disponible el reciente cuatro cilindros 1.5 BlueHDi 100 asociado a un cambio manual.

Versión cien por cien eléctrica, con un motor de 136 Cv de potencia

Pero la novedad más espectacular estará disponible a partir de principios de 2020, bajo el nombre de  e-208. Mientras que  Renault ha optado por una variante híbrida  en el nuevo Clio (la quinta generación de este modelo que también se presenta en Ginebra) la marca del león ha preferido optar por una versión cien por cien eléctrica, movida por un motor de 136 CV y un par de 260 Nm, con muy buenas prestaciones: de 0 a 100 pasa en  8,1 segundos. Al tiempo la batería, de 50 kWh, permitiría una autonomía de 340 kilómetros según el ciclo WLTP, es decir, 40 kilómetros más que el Renault Zoe.


Desde un cargador público o una electrolinera: la regulación térmica de la batería permite usar cargadores de 100 kW y lograr un nivel de carga del 80% en 30 minutos.

Esta batería que tiene una garantía de  8 años o 160 000 km, está instalada bajo el suelo, lo que permite conservar el maletero y la habitabilidad de las plazas traseras sin variaciones respecto a las versiones de motor térmico. El tiempo de recarga completa supondría  16 horas con una toma clásica. Lo recomendable es instalar un Wall Box: se puede obtener una carga completa en 5h15 en trifásico (11 kW), o en 8 h en monofásico (7,4 kW).

Los dos modos de frenada regenerativa, o  la bomba de calor,  son igualmente específicos de este  e-208, así como un conjunto de servicios: ayuda a la planificación de un trayecto en función de los puntos de recarga, certificado de capacidad de la batería para simplificar la reventa en ocasión, o una tarjeta de recarga autorizando el acceso a más de 85.000 puntos.

Esta versión eléctrica e-208 estéticamente está muy próxima al 208 de motores térmicos gasolina y diésel. Ahora bien, hay algunos detalles que la distinguen: además de la lógica ausencia de salida de escape, la principal diferencia está en la calandra, que es del color de la carrocería. Por cierto que sobre la misma base CMP, en este mismo año de 2019 Peugeot presentará la segunda generación del pequeño SUV 2008, con las mismas posibilidades en cuanto a versiones gasolina, diésel y eléctrica.


El nuevo 208 se comercializará en otoño de 2019 Ahora bien, desde
su presentación en el próximo Salón de Ginebra, se podrá reservar inmediatamente on line desde una web específica, tanto las versiones térmicas como eléctricas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.