Pruebas y novedades

Nuevo Seat León

Seat ha presentado en Martorell la  cuarta generación del León, que se pondrá a la venta en el segundo trimestre de 2020. Cambia el diseño, crece en dimensiones exteriores e interiores, e incorpora avanzadas tecnologías y  se beneficia de la más amplia  y avanzada gama de motores de gasolina, Diesel, Gas Natural Comprimido (TGI), micro híbrido o ‘Mild-Hybrid’ (eTSI), e híbrido enchufable PHEV (eHybrid)

El aumento del tamaño del nuevo León, tanto para la carrocería de cinco puertas como para el Sportstourer, mejora la sensación sobre las proporciones del diseño del vehículo de la próxima generación. La versión de cinco puertas mide 4.368 mm de largo (+86 mm que la generación anterior), 1.800 mm de ancho (-16 mm) y 1.456 mm de alto (-3 mm). La distancia entre ejes es de 2.686 mm, que supone 50 mm más que en la tercera generación del SEAT León.

La versión Sportstourer mide 4.642 mm de largo (+93 mm), 1.800 mm de ancho (-16 mm) y 1.448 mm de alto (-3 mm). La distancia entre ejes es de 2.686 mm, que supone 50 mm más que la de la generación anterior.

Si bien la estética exterior es lo que más llama la atención, su diseño también contribuye a aumentar la eficiencia general del vehículo gracias a su aerodinámica mejorada; el coeficiente de arrastre del nuevo SEAT León se ha incrementado en aproximadamente un 8 % en comparación con la versión anterior.

Habitáculo

El protagonista principal del interior es la pantalla central de info-entretenimiento de 25,4 cm (10″), que incluye el sistema de Control Gestual, que mediante el reconocimiento de determinados gestos con la mano delante de la pantalla, facilita una interacción precisa con los ocupantes y reduce la cantidad de botones físicos necesarios. La composición gráfica «diagonal” de la pantalla está inspirada en la avenida Diagonal de Barcelona. Es la primera vez que se crea la interfaz de diseño en el nuevo laboratorio digital de Seat, pionero en su sector.

El cambio por cable permite seleccionar las marchas sin necesidad de cambio físico, una característica muy útil para los nuevos sistemas de asistencia de aparcamiento, en los que el bloqueo de aparcamiento mecánico ha sido sustituido por un bloqueo de aparcamiento controlado de forma electrónica.

Motores de gasolina

La oferta de motores de gasolina del nuevo León son unidades de inyección directa y turbocompresor, que proporcionan potencias de entre 90 CV y 190 CV. Los dos motores de menor potencia, que producen 90 CV y 110 CV, se trata de dos bloques 1.0 TSI de tres cilindros, que se utilizan por primera vez en el SEAT León.

Los motores de gasolina más grandes, de 1.5 litros, ofrecen potencias de 130 CV y 150 CV. Este bloque motor integra el sistema de Gestión Activa de Cilindros para maximizar la eficiencia. Ambos motores de 1.0 TSI y el 1.5 TSI de 130 CV, utilizan un proceso de combustión de ciclo Miller y un turbocompresor de geometría variable, con lo que aumentan su eficiencia en hasta un 10%. Como colofón también dispone de la versión 2.0 TSI de 140 kW/190 CV, asociada a la transmisión de doble embrague DSG.

Diésel

La tecnología Diesel sigue siendo muy importante para reducir las emisiones de carbono, y el nuevo León cuenta con tres opciones TDI de 2 litros.

Ambas versiones de carrocería (5 puertas y Sportstourer), se ofrecen con cambio manual para los motores TDI de 115 CV, y con transmisión manual o DSG, para el bloque TDI de 150 CV de potencia. El Sportstourer también está disponible con una versión de 150 CV asociada a la caja de cambios DSG y al sistema de tracción integral 4Drive de SEAT.

Todos los motores Diesel presentan un nuevo sistema de reducción catalítica SCR de dosificación doble, es decir, que realiza una inyección doble de AdBlue para reducir significativamente las emisiones de NOx en comparación con los motores Diesel de la generación anterior del León. El resultado es una gama de motores Diesel que cumplen con los estrictos requisitos de la más reciente normativa en cuanto a emisiones.

GNC

Seat sigue apostando por la tecnología de Gas Natural Comprimido, un combustible que representa una parte importante del objetivo de la marca para reducir sus emisiones y ofrecer alternativas a la tecnología tradicional de motores de combustión. El nuevo León dispone del motor 1.5 TGI, híbrido de GNC y gasolina, con 130 CV.

El vehículo integra 3 tanques de GNC con una capacidad neta total de 17,3 kg, lo que aporta al nuevo León TGI una autonomía de 440 km en modo gas natural. Y si los tanques de GNC se quedan sin combustible, el motor cambia automáticamente para funcionar con gasolina hasta llegar a la siguiente gasinera de GNC. Una vez allí, repostar es tan sencillo como con cualquier otro vehículo de la gama.

Micro híbrido ligero mHEV

El nuevo León también incluye ahora la tecnología de micro hibridación o ‘Mild-Hybrid’ (eTSI), que permite alcanzar unos niveles de eficiencia aún más altos, y disponen, al igual que los motores TGI, de la etiqueta ECO de la DGT. Disponible con los motores de gasolina 1.0 TSI de 110 CV, y 1.5 TSI de 150 CV, el nuevo León eTSI combina la tecnología de micro hibridación de 48 V con el motor de combustión, que aporta una mayor eficiencia. Esta mecánica está asociada a una transmisión de doble embrague en lugar de la manual.

Esta tecnología utiliza un generador de arranque y una batería de iones de litio de 48 V, y permite al nuevo León circular en punto muerto con el motor apagado en algunos escenarios de conducción, recuperar energía al frenar, y dar apoyo al motor con la asistencia eléctrica, obteniendo así un plus en eficiencia nunca visto en las anteriores generaciones.

Híbrido enchufable PHEV

Y puesto que Seat amplía el uso de la electrificación, el nuevo León también incluye una avanzada variante híbrida enchufable: eHybrid. Combina un motor de gasolina 1.4 TSI con un motor eléctrico, alimentado por un conjunto de baterías de iones de litio de 13 kWh de capacidad, el León eHybrid consigue una potencia conjunta de 204 CV, asociado a una transmisión DSG de seis velocidades.

La versión híbrida enchufable también permite elegir el modo de conducción 100% eléctrico, que ofrece una autonomía de unos 60 km, utilizando solo la energía almacenada en la batería del vehículo; perfecto para obtener más eficiencia o para circular por ciudad, donde las normas de calidad del aire son más estrictas. Así, el León eHybrid dispone de la etiqueta medioambiental ‘CERO’ de la Dirección General de Tráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.