Pruebas y novedades

El coste por kilómetro es lo «chachi», por Francisco del Brío

Cada día y con más frecuencia vemos en publicaciones, portales y blogs especializados de motor, rankings y listas de los coches que menos consumen y lógicamente, aparecen siempre en los primeros puestos los mismos coches, eléctricos por supuesto, con un consumo cero. Así, con el mayor descaro, como si fuera posible que cualquiera de nosotros pudiéramos adquirir uno de esos coches y, por no sé que arte mágico, el coche pudiera regalarnos kilómetros y kilómetros gratis, sin ningún consumo. Vamos, un chollo en toda regla.

Si, ya sé que el propósito de esas informaciones no es engañarnos, pero es incuestionable que de alguna manera lo hacen o al menos dejan caer el propósito de unas bondades sobre los coches eléctricos que, desde luego, no son ciertas.

En alguna ocasión he reprochado a algunos de mis compañeros de profesión esta, pretendida o no, confusión y me dicen que lo único que hacen es mostrar que esos coches eléctricos no consumen combustible, frente a los que sí lo consumen y que de alguna manera tienen que manifestarlo. Contestación que casi prefiero no valorar, más que nada para no ofender a nadie.

Esta situación me ha hecho recordar algo que innovamos en la revista Motor 16, de la que me honro y presumo ser fundador. Como en todas las revistas de entonces, en las páginas finales había un listado de los coches en venta, con algunas de sus características, prestaciones, precios y consumo. Nuestra innovación fue añadir el precio por kilómetro, valor que obteníamos de la aplicación de una fórmula, que nos costó mucho tiempo en plantear, en la que participé y en la que además de los miembros más técnicos de la Redacción también lo hizo nuestro administrador, que en cosa de número, costes y gastos sabía más que el resto. Así que después de mucho pensarlo, muchos cálculos y consultas dimos por buena la fórmula matemática desarrollada por nosotros mismos y decidimos publicar el precio por kilómetros de cada uno de los modelos que aparecía en nuestra lista, sin duda la mejor de todas las publicaciones del motor. No sé por qué se dejo de incluir ese dato, una vez que dejé esa publicación. Pero ahora creo que sería la solución perfecta para no confundir a los lectores, a los que parece que se les está trasladando el mensaje de “cómprese un coche eléctrico que así no tendrá consumo y cada kilómetro que haga le saldrá gratis”, y nada más opuesto a la realidad.

Desgraciadamente no recuerdo la fórmula de aplicación, pero sí se que se contemplaban todos los parámetros del coche, desde el precio de adquisición, los gastos de financieros, el seguro, tasas e impuestos, devaluación, kilometraje anual, consumo por supuesto, mantenimiento y quizá alguno más y que una vez introducidos nos daba un precio de coste por kilómetros muy ajustado a la realidad. Si recuerdo que por aquel entonces algunas compañías y empresas se interesaron en esta fórmula para calcular los costes de sus flotas y gastos de sus empleados, situación que ahora está muy superada. Tan seguro estoy de que si en vez de difundir esas listas irreales de consumos cero, se ofreciera una información veraz del auténtico coste por kilómetros, nos encontraríamos con más de un sorpresa. Y por si alguno se le ocurre argumentar que si bien, eso puede suceder, que sucede, que el coste por kilómetro de un coche con mecánica de combustión es más bajo que en un coche eléctrico, ese sobreprecio se compensa con la emisiones, aunque creo que tampoco en el tema de emisiones saldría favorable al eléctrico en ese aspecto, si también se hiciera un cálculo desde la energía eléctrica producida, su valor económico y huella de carbono, hasta que esa energía se transforma en fuerza para mover el coche.

Así que recomiendo a mis colegas que dejen de publicar rankings de consumos irreales y tergiversadores y se pasen al mas real e informativo coste por kilómetro, que es lo chachi y sus lectores se lo agradecerán.

ResponderReenviar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.