Dos ruedas

El scooter eléctrico de Seat

¿Quién nos iba a decir que SEAT tendría una moto en su gama hace solo diez años? No es una locura, es una realidad y lo cierto es que va de maravilla. Se llama SEAT MÓ eScooter 125, una moto eléctrica y una solución de movilidad urbana excepcional.

La nueva marca de movilidad urbana de la compañía española se denomina SEAT MÓ, y la moto no es la única de dos ruedas, porque antes llegó el SEAT MÓ eKickScooter 25 y eKickScooter 65, dos propuestas de monopatín con diferente autonomía y precio disponibles para todos los que quieran un sistema de movilidad urbano ecológico y básico, pero con la calidad, garantía y saber hacer de SEAT. Pero de los eKickScooter a la eScooter 125 hay un gran salto, básicamente porque amplia a todo el ámbito urbano su entorno de operaciones. Lo mismo da la orografía de la ciudad, la distancia y el tiempo que necesitamos emplear en el desplazamiento, porque además de ecológica, esta moto es rápida.

El SEAT MÓ eScooter 125 es un scooter urbano que emplea un motor eléctrico con una potencia máxima de 9 kW, que ofrece una autonomía de hasta 137 km y una velocidad máxima de 95 km/h con un aceleración de 3,9 segundos en el 0 a 50 km/h. En el nombre se ha incluido un “125” para establecer una comparación en el rango de prestaciones, porque obviamente no cubica 125 centímetros cúbicos, al no tener un motor térmico. Sus prestaciones, en cualquier caso, dan más que de sobra para moverse por la ciudad con una agilidad excepcional.

El Scooter eléctrico de SEAT ha sido diseñado en colaboración con los especialistas en motocicletas de Silence, en Barcelona. Para la moto de SEAT han creado un formato sencillo y eminentemente práctico, a la vez que atractivo. Tiene una altura de 1.559 mm -1.093 mm sin el más que recomendable parabrisas opcional- y una anchura de 722 mm, que le dota de una sobresaliente agilidad en el tráfico urbano para escapar de los temidos atascos. La SEAT MÓ eScooter 125 es lo suficientemente larga como para acomodar sin problemas a dos ocupantes, que tienen espacio suficiente para guardar dos casos integrales en el maletero bajo el asiento.

Al manillar lo que más llama la atención es la inmediatez de reacciones ante la más mínima acción sobre el puño del acelerador. La instrumentación es fácil de consultar gracias a la práctica pantalla digital que nos indica la velocidad, la carga y temperatura de la batería y del motor, el modo de conducción seleccionado y datos de uso como la velocidad media, autonomía y tiempo de conducción. Es dinámica, alegre y divertida, en buena parte gracias a un ajustado peso de 155 kg. Pero también transmite estabilidad  gracias a unas ruedas de tamaño medio que resultan incluso grandes para el tamaño de la moto (delantera de 120/70 sobre llantas de 15 pulgadas y trasera de 140 mm con llantas de 14 pulgadas).  Para la frenada se recurre a discos de freno de 260 mm delante y 240 mm detrás, con una interesante dotación de control electrónico de frenada que garantiza una frenada combinada para ambas ruedas. La electrónica también ofrece hasta tres modos de uso: Eco, City y Sport. El modo Eco ajusta las prestaciones al máximo para maximizar la autonomía y el modo City es un punto intermedio, con una mejora razonable en prestaciones. El modo Sport es mucho más divertido, pensado para disfrutar y para los que quieren imponerse en la salida de cada semáforo con el más absoluto silencio; y todo ello, sin renunciar a la regeneración de energía, que aumenta tanto como las prestaciones, aunque la autonomía siempre se resiente.

El SEAT MÓ eScooter 125 soluciones realmente prácticas como la marcha atrás, que puede parecer innecesario, pero en muchos momentos es una gran ayuda y en todo caso es un “gadget” que le da un toque diferente. Otro factor que hace diferente hace referencia al cuidado que la marca pone por sus usuarios ofreciendo dos cascos, uno integral y otro abierto, que aportan seguridad. Estos cascos incluyen la Smart Light, una luz que en un accidente actúa como sistema de emergencia eCall y envía un mensaje al teléfono del conductor preguntando si está bien; si no hay respuesta, llama al teléfono de emergencias y a sus contactos seleccionados indicando la posición. Y mucho más, como la aplicación para smartphone que conecta al propietario con su scooter para obtener su localización en tiempo real y así saber dónde la dejó aparcada o donde se encuentra tras un robo. También puede conectar o apagar la moto a distancia así como conocer el estado de la batería, la temperatura y autonomía de la misma.

La batería es de iones de litio de 5,6 kWh, más que suficiente para garantizar esos casi 140 km de autonomía con la comodidad de que a la hora de recargar, la batería se puede extraer cómodamente para enchufarla en una toma de corriente convencional. Una recarga completa dura entre seis y ocho horas. La batería pesa poco más de 40 kg, digamos que es fácil de transportar como un carrito tipo troley, pero no es ligera como para llevarla encima. De todos modos, para un uso normal de scooter urbano lo lógico sería cargar la batería una vez a la semana, más o menos. La SEAT MÓ eScooter 125 ya está a la venta con un precio inicial de 6.250 euros que será de 5.500 si se aplica el plan MOVES II de ayuda a la compra de vehículos eléctricos y representa una reducción de 750 euros. Además, la marca ofrece una inmejorable financiación desde 3 euros al día durante 48 meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.