Dos ruedas

Las Triumph de la nueva película de 007

El próximo 2 de abril se estrena la vigesimoquinta película de la saga 007, bajo el título de “No Time To Die”, cuyo título en España será el de “Sin tiempo para morir”. Y esta saga ya legendaria de las aventuras del Espía al Servicio de Su Majestad, se une a otra leyenda, la de las motocicletas Triumph, nacida en el año 1902.

El equipo de diseño de personalizaciones de la fábrica de Hinckley colaboró con los especialistas de la producción para vestir acorde a la ocasión diversas unidades de Scrambler 1200 y de las recién presentadas Tiger 900 que aparecerán en diversas secuencias de acción, incluso en las más extremas.

 La última trama de acción protagonizada por el famoso espía de la corona británica no merecía menos que incorporar motos con enormes capacidades, gran agilidad, sobrada potencia y estilo agresivo, como los últimos modelos de la firma inglesa. De hecho Lee Morrison, coordinador de especialistas de James Bond, ha comentado: «Triumph nos facilitó los primeros prototipos de Tiger 900 antes de su lanzamiento para poder filmar en 3 localizaciones clave mucho antes de que el nuevo modelo se desvelase. He de decir que literalmente las hemos arrojado por todo tipo de terrenos y situaciones: rocas escarpadas y afiladas, fango profundo y pantanoso, altas velocidades, grandes saltos y enormes subidas y bajadas en condiciones de todo tipo. Las Tiger 900 han cumplido las expectativas con creces y sin problemas mecánicos, algo que para mí realmente demuestra sus credenciales para llegar a cualquier parte».

Actores, cantantes

La historia de Triumph ha estado ligada a las grandes estrellas del mundo del cine y la música de los años ‘60 y ‘70. Atraídos por la calidad de sus creaciones y los valores intrínsecos de una firma como Triumph, actores como Steve McQueen, Marlon Brando o James Dean quedaron encandilados por los modelos británicos.

Steve McQueen y la Triumph utilizada en La Gran Evasión

Con el acuerdo alcanzado para la próxima entrega del mítico espía británico James Bond, que se estrenará en abril de 2020, Triumph suma una nueva película a la larga lista de éxitos cinematográficos para sus modelos. Entre otros se pueden encontrar las motos más icónicas de la firma en largometrajes como «Salvaje», “Rebelde sin causa”, “Matrix”, “Oficial y Caballero”, «Terminator 3», «Romeo debe morir», «Johnny English», «El paciente inglés», «Harry Potter y la Piedra filosofal», o»Dragón: la historia de Bruce Lee», entre otras.

Las motos utilizadas

La saga de motos Adventure más antigua de la historia, la de las Triumph Tiger es una historia increíblemente rica, avalada durante los últimos 80 años por multitud de modelos de enfoque específicamente todoterreno. Desde 1936 los primeros modelos de Tiger de competición comenzaron a jugar un importante papel en el establecimiento de la categoría Adventure y estuvieron presentes en todo tipo de carreras y rallyes, sin olvidar el nacimiento y el auge de los viajes de aventura en moto.

La Tiger 900 es la más nueva de las creaciones de una saga nacida en el año 1936

La Tiger 900 es el último modelo de una saga de motocicletas todoterreno con más de 80 años de historia. Las nuevas Tiger 900 de Triumph se han transformado por completo con un nuevo motor tricilíndrico de 900 cc con una respuesta más viva, elevadas prestaciones, nueva tecnología punta y un estilo más agresivo.

El segundo modelo de Triumph utilizado es la  Scrambler 1200. Sus orígenes nacen a comienzos de los 60, cuando Triumph jugó un papel crucial marcando el patrón de lo que debía ser una moto para las carreras sobre cualquier terreno. Las primeras preparaciones de scrambler tomaban como base las motos más destacadas del momento en cuanto a prestaciones, las Triumph, con su silueta marcada por los dos tubos de escape rectos y con la salida en alto. Las Bonneville T-120TT, T120C y TR6’C’ fueron las primeras scrambler de producción en serie y fueron las elegidas por el inolvidable Steve McQueen para ir a correr al desierto, donde su buen amigo Bud Ekins compitió y ganó en el polvo de una de las más exigentes ‘desert races’ de todos los tiempos: la Baja 1000.

La nueva Scrambler es otra de las motos utilizdas

 En 2006, con el lanzamiento de la primera Scrambler de la era moderna, Triumph volvió a beber de sus orígenes para crear una nueva categoría. Las Scrambler 1200 XC y 1200 XE, llegaron al mercado a comienzos de 2019 dispuestas a convertirse en las primeras de una nueva categoría de motocicletas todoterreno de estilo custom clásico pero con un nivel nunca antes visto de prestaciones, componentes y acabados. Llevan un motor bicilíndrico Bonneville de 1.200 con el escape esculpido con salida alta para generar la característica banda sonora de la Scrambler. Cuenta con: suspensiones Öhlins y Showa, frenos Brembo M50 y chasis con un claro enfoque off-road. Se puede elegir entre 6 modos de conducción, llevan ABS y control de tracción optimizados para curva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.