Pruebas y novedades

El Kia EV6 elegido Car of The Year

Tradicionalmente, el evento tiene lugar en el marco del Salón del Automóvil de Ginebra , cuya última edición se remonta a 2019. Desde el inicio de la crisis sanitaria, el salón suizo no ha vuelto a la actividad, pero su ausencia no ha supuesto la desaparición de esta famosa elección, nacida en 1964. Así, es en la ciudad de Ginebra donde se organizó la elección de «El Coche del Año 2022». La ceremonia fue retransmitida en directo y en vídeo, en el canal de YouTube del «Salón Internacional del Automóvil de Ginebra» (GIMS), a partir de las 16:55 horas. Como parte de un podio cien por cien eléctrico, el Kia EV6 que se coronó, por delante del Renault Mégane E-Tech y el Hyundai Ioniq 5.

La clasificación de 2022

En 2021, el Toyota Yaris fue elegido con 266 puntos, por delante del Fiat 500 (240) y el Cupra Formentor (239). Un año después, el podio de “El Coche del Año 2022” reúne a tres modelos totalmente eléctricos. Situado en el primer escalón, el Kia EV6 suma 279 puntos, superando al Renault Mégane E-Tech (265) y al Hyundai Ioniq 5 (261).

A partir de una lista inicial de 39 modelos, el jurado de “The Car of the Year 2022”, eligió siete para la votación final. De los siete finalistas, seis eran cien por cien eléctricos: Cupra Born, Ford Mustang Mach-E, Hyundai Ioniq 5, Kia EV6, Renault Mégane E-Tech, y Skoda Enyaq iV. La excepción era el Peugeot 308, con sus motores de gasolina, diésel e híbrido enchufable.

Los modelos que optan a este galardón deben haber sido comercializados en el curso de los doce meses precedentes a la elección, en cinco mercados europeos como mínimo y con unas previsiones de ventas anuales de al menos 5000 unidades.

Las claves del ganador

El Kia EV6 es un coche eléctrico de 4,68 metros de longitud disponible con cuatro niveles de potencia (entre 170 y 585 CV), dos sistemas de tracción (trasera y total) y dos tipos de batería que se diferencian por su capacidad (58 y 77 kWh).

Una de las ventajas competitivas del EV6 es que puede utilizar tomas de corriente de hasta 800 V, mientras que la mayoría de competidores (incluidos los premium) han diseñado arquitecturas eléctricas de 400V. La consecuencia de esta elección es, obviamente, la reducción de los tiempos de carga en los terminales más potentes: el EV6 puede así aprovechar toda la capacidad de los terminales Ionity, por citar solo algunos, lo que permite cargar a una potencia máxima de hasta 240 kW en el caso de las versiones con mayor capacidad de batería; con la pequeña, la potencia máxima es de 180 kW, que sigue siendo mayor que la de sus alternativas.

En el mejor de los casos (batería grande, tracción trasera, 228 caballos y equipamiento básico), la autonomía eléctrica del Kia EV6 es de 528 kilómetros WLTP, aunque en condiciones reales no será normal llegar a 400, sino más bien a entre 350 y 380 si se conduce con normalidad. El consumo medio razonable en carretera puede estar entre 21 y 22 kWh/100 km, un dato normal para un vehículo de este tipo.

A bordo, la ultramoderna presentación está compuesta por dos pantallas de más de 12 pulgadas en fila, que no desmerecen la ergonomía del todo aceptable a pesar del predominio del tacto en esta cabina futurista, con un diseño elegante.

Ayudas para la conducción en abundancia, asientos ventilados y con calefacción, luces de matriz, conectividad, el EV6 cumple todos los requisitos. La plétora de contenido tecnológico nos recuerda que Kia es una empresa coreana, y que los coreanos se encuentran entre los líderes mundiales en electrónica e informática, junto con los japoneses y los chinos… El peso es el gran problema de los coches eléctricos. A pesar de los motores que entregan su par instantáneamente, el hecho es que no es fácil compensar este escollo inherente a las baterías. En el EV6, las prestaciones están, por otro lado, muy presentes, con una tracción trasera de gama de entrada de 170 CV, al que le sigue una versión de 229 CV, y, ya en tracción alas cuatro ruedas, la de 325 CV. Y sobre todo, ¡un GT de más de 585 CV! Kia navega en el rendimiento de un automóvil de gama alta pasando de 0 a 100 en 3,5 segundos para la variante más rápida. Más allá de las simples aceleraciones que solo sirven como elemento de comparación, son sobre todo los recordatorios durante la conducción o el placer de conducir en general los que son superiores a muchos otros modelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.