Pruebas y novedades

Primer contacto Cupra Formentor

Han pasado solo dos años y medio y lo que a algunos les podía parecer una aventura se ha convertido en una realidad refrendada por el éxito emocional y por el comercial. Hablamos de Cupra, la marca nacida en el seno de Seat y que ahora nos ofrece su primer modelo cien por cien genuino, no un Seat rebautizado, el Formentor.

Su imagen no pasa desapercibida. Tomando casi línea por línea el diseño del concept car del mismo nombre que lo anunció en 2019, este Cupra Formentor tiene encanto, un cierto sentido de espectáculo. Su proporcionado diseño no deja indiferente a nadie: las cabezas se vuelven a su paso, los vecinos de semáforo no apartan la mirada…. Pero nadie dirá que cae en el exceso, en la vulgaridad.

¿Un SUV?. Pues en realidad no subes al Cupra Formentor, casi te bajas. Un matiz que hace que cuando te sientas en el excelente  asiento envolvente, tienes la impresión real de ocupar tu lugar en un coche orientado al placer de conducir, algo a lo que obviamente volveremos. Mientras tanto, si bien tiene un salpicadero sin una nota falsa de gusto y en general bastante ordenado con materiales gratificantes (salvo en las partes inferiores) y aquí y allá toques de color cobre (firma de Cupra que también encontramos en las llantas o en su logo), el Formentor es menos impresionante por dentro que por fuera. Ciertamente, la pantalla central multimedia impresiona por su tamaño (12 pulgadas) y la calidad de su definición es incuestionable.

Los más quisquillosos también encontrarán que la ergonomía se presta a las críticas con un universo táctil que, a priori, parece poco práctico y, lo que es peor, nos obliga a dejar de mirar la carretera para operaciones tan simples como variar la temperatura del climatizador. Pero la  verdad es que tras hacer kilómetros en el Seat Leon,  (el salpicadero y su ergonomía son semejantes al del Cupra Formentor) uno termina por encontrar el truco. Y cabe destacar que en el grupo VW, los modelos de Seat y por extensión de Cupra, ofrecen una interfaz hombre-máquina más inteligible que el resto.

Pero este interior, que no resulta llamativo en exceso (lo cual puede ser una virtud con el paso del tiempo) indiscutiblemente resulta acogedor y utilizable por una familia. El Cupra Formentor es un agradable coche para viajar, tanto delante como detrás. Los ocupantes de las plazas delanteras  son los mejor tratados con sus amplios asientos  (cómodos y que sujetan el cuerpo) pero no se ha olvidado a los pasajeros de las posteriores: el espacio para las piernas es  generoso y los ocupantes de elevada estura no tendrán problema.  Y el portaequipajes tiene un volumen que sin ser llamativo para un modelo de 4,45 metros de largo, es suficiente.

Dos caras al volante

Para este primer contacto, nos hemos puesto al volante de la variante más potente: el 2.0 TSI de cuatro cilindros de 310 CV asociado a una caja de cambios DSG de doble embrague y tracción a las cuatro ruedas. Y el marco: algo de autovía y carreteras con muchas curvas y un suelo bastante mojado. La primera sensación es que resulta dócil y fácil de manejar. Tiene cuatro modos de conducción Comfort,  Sport, Cupra y offroad. En el primero de ellos   la dirección es ligera, la caja de cambios suave, sin brusquedades,  y la motorización discreta: si, sin duda es un planteamiento para ir en familia. Pero si optamos por el Sport o, mejor aún, por el Cupra, aparece la otra cara de su personalidad: la amortiguación significativamente más firme (demasiada en carreteras llenas de baches), la dirección másdura y una respuesta del motor que nos pega contra el respaldo.

En cualquier caso en se ha dado prioridad al equilibrio, a la docilidad para atraer a un número mayor de usuarios. Una minoría le hubiera gustado algo menos fácil de llevar, más nervioso… Pero este es un viejo dilema.

Primer contacto Cupra Formentorr

Posted by Garajeabierto on Thursday, October 22, 2020

En cualquier caso, con  su estilo peculiar, a medio camino entre varios universos (SUV, coupé, familiar, deportivo…), su acogedor y práctico interior y un rico equipamiento, este Formentor  agradará a  la gran mayoría de conductores. La versión que ha servido para nuestra toma de contacto, la más potente con sus 310 CV trasmitidos al asfalto a través de una tracción integral tiene un precio de 46.920 euros sin descuentos aplicados. Es una cantidad importante pero si tenemos en cuanta  el precio de sus rivales (como el Mercedes GLA 35 4Matic+ o el BMW X2 M35i) el Cupra no tiene competencia: nadie nos ofrece tanto por ese dinero. En cualquier caso la gama se va a ir ampliando con versiones más accesibles: antes de que finalice el año llegará con un motor de gasolina de 150 CV, cambio manual y tracción delantera. Ya en 2021,  en el primer trimestre, tendremos una versión diésel de 150 CV y el híbrido enchufable de 245 CV de potencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.