Pruebas y novedades

En que cambia el nuevo Renault Captur

Al primer vistazo, la transformación delCaptur 2024 es obvia. El frontal ha sido completamente rediseñado con un capó más alto y horizontal, una parrilla y un escudo al estilo de los del nuevo Scénic, y unos faros rediseñados, cuya parte inferior, que integra las luces de circulación diurna, recuerda deliberadamente los LED verticales del Clío, Scénic y Rafale. Esta nueva firma de Gilles Vidal, jefe del estilo Renault desde 2021. Imposible, por tanto, confundir con el anterior Captur.

Novedades en el interior

En el interior hay importantes novedades. Si bien invisible a primera vista, el Captur 2024 se beneficia de una arquitectura electrónica completamente nueva. Así puede incorporar el nuevo sistema multimedia de Google Automotive ( openR link con Google integrado con Android Automotive 12 – una primicia mundial en el segmento B), como en el Mégane E-Tech y del Scénic eléctrico. Compatible con smartphones sin el más mínimo cable, este multimedia seduce por su fluidez y la disposición de las diferentes aplicaciones. Sobre todo, porque ha crecido la pantalla táctil central que permite su uso. Ahora mide 10,4 pulgadas en diagonal, sin haber perdido capacidad de respuesta.

Detrás del volante, todavía encontramos instrumentación digital que mide poco más de 10 pulgadas. Físicamente idéntico al anterior, simplemente alberga una nueva presentación de información, lo que también contribuye a la impresión de novedad. Detalle inteligente: un botón de acceso directo a la izquierda del volante (My Safety Switch) que permite desactivar, con una sola pulsación, las ayudas a la conducción que no queremos. Basta con realizar esta elección previamente en el sistema multimedia, siendo la tecla de acceso directo una tecla de desactivación directa de todas las funciones preseleccionadas.

La ergonomía sigue siendo satisfactoria, aunque el Captur ha perdido los tres diales bajo la pantalla central que permitían regular el aire acondicionado y la temperatura del habitáculo. Estas funciones, ahora proporcionadas por botones al pie de la pantalla, no requieren necesariamente apartar la vista de la carretera, pero es un poco menos fácil de leer que antes. Por otro lado, un punto positivo, ha aparecido un nuevo pequeño espacio de almacenamiento debajo de la pantalla, lo que mejora aún más los aspectos prácticos. Porque más allá de los diferentes compartimentos delanteros, el Captur conserva su banqueta corrediza en la parte trasera. Deslizándose 15 cm (en un bloque), este elemento permite elegir entre espacio en el maletero o espacio para las piernas. Este último sigue siendo tan acogedor como siempre, incluso para personas más grandes, siempre y cuando no hablemos del asiento del medio…

Cambios en los trenes de rodaje

Técnicamente, a nivel de motores no hay novedades, pues el modelo vallisoletano conserva sus TCe 90, TCe 100 GLP, híbrido de 145 CV (E-Tech) y microhíbrido de 160 CV (TCe 160), pero desaparece el híbrido enchufable.

Y hay cambios a nivel de trenes de rodaje, con nuevos muelles de rebote en los amortiguadores delanteros de las versiones TCe 160 y E-Tech 145. La idea es suavizar un poco la amortiguación para ganar confort sin perder rigor. En el resto de versiones también se ha revisado la calibración de los amortiguadores y de la dirección asistida.

El Captur estará disponible con tres niveles de equipamiento, al menos al inicio de su comercialización: Evolution, Techno y uno nuevo: Esprit Alpine, que incluye elementos de estética deportiva (no se puede utilizar el nombre de Alpine en otro sentido) de ahí que nos encontremos con molduras y otros detalles de la carrocería en negro o en gris satinado, llantas de diseño específico y de hasta 19 pulgadas (neumáticos 225/40), un volante y asientos deportivos tapizados en TEP, pedales de aluminio, o cinturones de seguridad con detalles en color azul.

Valladolid, cuna del Captur

Renault ya ha producido más de 8 millones de vehículos en Valladolid (España) desde 1953.  Desde el lanzamiento de la primera generación en 2013 se han fabricado 2,2 millones de Captur. En la actualidad la planta se prepara para el lanzamiento de este renovado Captur al tiempo que prosigue su transformación.

La digitalización de los procesos y la llegada de la inteligencia artificial están permitiendo una reducción significativa del consumo de energía y agua, mientras que la calidad es una prioridad clave. La instalación de cámaras de visión combinadas con la inteligencia artificial ha mejorado la trazabilidad y la capacidad de reacción. Por último, pero no por ello menos importante, el nuevo Captur se somete a los «Confirmation Runs». Esto significa que 70 vehículos habrán recorrido 1 millón de kilómetros antes del lanzamiento comercial. El objetivo es identificar las áreas de mejora para garantizar que el renovado modelo esté “en lo más alto de su clase en términos de placer de conducción, calidad y fiabilidad”, en palabras de los responsables de la firma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *